MI CONTRATO SOCIAL CON LAS ENFERMERAS Y ENFERMEROS DE COLOMBIA

MI CONTRATO SOCIAL CON LAS ENFERMERAS Y ENFERMEROS DE COLOMBIA

La salud en Colombia se ha convertido en un negocio donde es más importante el dinero que la vida. 

Junto a Sudáfrica, Colombia lidera la lista de los países con menos enfermeros y enfermeras en el mundo, pues el país tiene una tasa de 12 enfermeras por cada 10.000 habitantes, de las cuales 8 desempeñan labores de atención en salud. A esto se le suma que las Entidades Prestadoras de Salud no están en óptimas condiciones para ofrecer un servicio digno a la población, porque la corrupción y la politiquería se roban los recursos. 

Consecuencia de esa mala administración es la falta de personal de salud óptimo que se necesita para atender a los colombianos, por ende, trabajan el doble o el triple del tiempo que les corresponde, haciendo que los pacientes tengan que esperar meses para lograr ser atendidos. 

En Colombia, además, hay solo dos médicos por cada mil habitantes y para el 2017 solo había 1.571 enfermeras y enfermeros especialistas en cuidado crítico. Muchos de ellos murieron a causa del covid-19 y lo más irónico es que las enfermeras, enfermeros y médicos fueron llamados “héroes” pero los trataron como villanos.

Según la Organización Mundial de la Salud, para lograr brindar un buen servicio de salud básico a la población se necesitan 23 profesionales de enfermería por cada 10.000 habitantes. 

Hay una solución. El Ingeniero Rodolfo Hernández creó un contrato social con las enfermeras y enfermeros de Colombia, que consiste en:

  1. Aumentar los salarios y homologarlos a nivel nacional con el salario más alto que es el que se paga actualmente en instituciones de medicina privada en Medellín. 
  2. Reducir sustancialmente los horarios de trabajo para evitar las sobrecargas que ponen en riesgo sus vidas y las de los pacientes.
  3. Aumentar la nómina, incluyendo personal médico joven egresado de las universidades dispuestos a realizar sus tesis en los lugares más apartados y necesitados de Colombia. 
  4. Crear programas de promoción y prevención en salud, donde se fomente el consumo de alimentos 100% naturales y la actividad física, con el fin de crear comunidades sanas para que el presupuesto no sea invertido únicamente en el tratamiento de enfermedades, sino para mejorar el recurso humano y la infraestructura en salud que se requiere para brindar una atención adecuada. 

En la emisión 98 del programa “Hable con El Ingeniero”, Laura García, enfermera profesional, dio a conocer las problemáticas que afectan al personal de salud del país y que son las causantes de las mínimas garantías laborales que tiene este gremio. Gracias a ella se pudo establecer, dentro del contrato social con las enfermeras y enfermeros de Colombia, una estrategia de promoción y prevención en salud que permitirá reducir el índice de enfermedades producidas por la mala alimentación y el sedentarismo. 

Desde el 2022, en manos de El Ingeniero Rodolfo Hernández, en nuestro país podremos tener una nueva forma de administrar los recursos del sistema de salud, donde no tenga lugar la corrupción y la politiquería que han puesto en riesgo el bienestar de todos los colombianos desde hace más de 30 años. 

Septiembre de 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas